control horario de la jornada laboral

El registro de jornada obligatorio ya está en marcha, el Ministerio de Trabajo ha publicado una guía práctica para llevarlo a cabo porque hay dudas a montones , sobre todo por parte de las empresas.

El fichaje por decreto entró en vigor el 13 de Mayo de 2019, modifica el artículo 34 del estatuto de los trabajadores y es de obligado cumplimiento para todas las empresas sin distinción.

El control horario afecta también a todos los trabajadores. Hasta ahora este control era exclusivo del tiempo parcial pero se extiende a los que trabajan a tiempo completo.

Sus obligaciones son las siguientes:

  • Obligación total de la empresa registrar desde ya la hora exacta a la que entramos a trabajar y la hora exacta a la que nos vamos.
  • La organización de este registro debe establecerse mediante negociación colectiva, también la puede decidir el empresario después de consultar a los representantes de los trabajadores
  • La empresa debe conservar los horarios durante 4 años y tenerlos a disposición de sindicatos de inspección de trabajo, Seguridad Social y por supuesto empleados

¿Y todo esto para que? Bien, los objetivos de estas medidas es evitar horas extras sin cobrar o contratos a tiempo parcial sólo sobre el papel

En nuestro país se realizan a la semana más de cinco millones y medio de horas extraordinarias, de ellas el 46 por ciento no se pagaron. Controlar este descontrol es el objetivo principal y no adaptarse a este control horario tendrá sanciones que pueden ir desde los 626 euros hasta los 6250 euros en caso de calificarse como sanciones graves.

De momento la inspección de trabajo no multará a las empresas que no tengan el registro ya mismo, pero atentos porque deberán demostrar que están negociando su implantación.

Este control de horas tiene defensores y detractores. Los defensores dicen que efectivamente este registro puede reducir la precariedad, pero según estos expertos el control de recursos humanos y los responsables de equipos también saldrán beneficiados porque podrán saber cuánto trabaja exactamente cada empleado y los responsables de equipo podrán distribuir mejor el trabajo entre la plantilla.

Por otra parte, también hay argumentos en contra como por ejemlplo que la obligatoriedad de este registro es un atentado contra el teletrabajo o que supone un gran problema para pequeñas y medianas empresas

Con sus pros y sus contras, el registro obligatorio ha llegado para quedarse

Guía sobre el registro de la jornada elaborada por el Ministerio de trabajo

El Ministerio de Trabajo ha publicado una guía práctica donde se recogen las respuestas a las dudas más frecuentes como:

  • ¿A qué tipo de trabajadores, sectores profesionales y empresas se aplica el registro horario?
  • ¿A quién corresponde la obligación de registro en el caso de trabajadores cedidos por una ETT? ¿Y en el caso de subcontratación?
  • ¿Se considera como tiempo de trabajo efectivo la totalidad del transcurrido entre el horario registrado de inicio y finalización de la jornada diaria?
  • ¿Pueden las empresas establecer sistemas propios de registro de jornada?
  • ¿Es necesario contar con algún medio concreto de conservación? ¿Qué es lo que tiene que ser objeto de conservación?
  • ¿Hay que entregar copias a los trabajadores o a los representantes legales?

Accede a la Guía desde el link de arriba y todas tus dudas quedarán resueltas.